"Los libros son las abejas que llevan el polen de una inteligencia a otra".

James Russell Lowell (1819- 1891),

poeta y crítico estadounidense





jueves, 15 de marzo de 2018

Jugarreta




Qué divertido era  ver desde cierta distancia a mi contrincante husmeando entre las estanterías, cabizbajo y preocupado hasta que encontraba algún vinilo de su gusto. El  movimiento inquieto de su cola lo delataba.  «¡Éste es mío!», murmuraba  mientras seguía buscando.
Pero cuando más distraído y feliz  estaba, levantaba yo mi lomo  con los pelos erizados y   los  bigotes atusados, le bufaba, y conseguía  que saliera disparado, muerto de miedo y derribando las estanterías con el consiguiente perjuicio de los discos. El estropicio estaba servido.
«¡Maldito gato!» gritaba la dependienta del establecimiento, una bruja mal encarada que, con la escoba en ristre, pretendía molerme a palos. Salí por patas  y en mi perturbación, me encontré en medio de un cine, cuya película proyectaba todas mis fechorías «¡Tenía que haberlas patentado!», pensé.
Por cierto,  la vendedora fue despedida de inmediato. Mi dueña  adora a los gatos más que a los discos, jijij.

18 comentarios:

  1. Muy imaginativo tu relato haciéndolo desde el punto de vista del felino.

    En cuanto al final de la historia, corroboro el comentario del gato. Conozco una familia que son tres miembros: la madre, el hijo y el gato, siendo que el rey de la casa es el minino; son capaces de quedarse de pie antes de despertar al gato si está durmiendo en el sofá.
    He echado de menos tu participación en estos dos últimos meses.
    Este mes no he escrito nada. Ando muy pillado de tiempo.
    Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Vespasiano, me encanta que hayas visitado mi blog y que te haya gustado mi trabajo. Hace varias ediciones que no participo por falta de tiempo, aunque si he leído a los compañeros, y me he dado cuenta que de tú tampoco habías participado. Bien, esperemos que todo se vaya resolviendo y vuelva a encontrar tus trabajos, sabes que me encanta leerte. Un abrazo, y nos leemos.

      Eliminar
  2. Hola, Féli, me ha gustado tu mini historia que podría crecer con más descripciones y sucesos de la vida del gato, un buen nombre sería "Corazón de gato" y el estilo, más que el de Javier María de "Corazón tan blanco", el selecto de Bulgakov y el estilo de "Corazón de perro". Un abrazo y gracias por pasarte por mi blog. Suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan Cristóbal por tu visita y comentarios tan amables y constructivos. Es una suerte contar con vuestra ayuda. No he leído esos libros pero prometo hacerlo. Tengo una lista inmensa esperándome, pero los pasaré los primeros. Recientemente he perdido al mio... en fin, nos leemos.

      Eliminar
  3. Saludos Feli, solo confirmarte que estas incluído en la recopilación que elaboré. Para acceder a ella, solo busca la pestaña de Literautas en:
    https://karenmarcescorner.blogspot.com/

    Tu relato me ha encantado. Aunque lo sentí tan cortito, que hubiera deseado conocer más a ese gatito travieso. Y seguro que esa dueña de tienda soy YO!!!
    Porque amo con locura a los gatos, por eso mi Avatar es mi gatito Hazzah, que penosamente, ya no está con nosotros. Te felicito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias K. Marce, has sido muy amable. me alegra que te haya gustado mi relato y a la vez siento tu périda. También yo he perdido a mi perrito. Una pena. Nos leemos.

      Eliminar
    2. Awhhh, que tristezam Feli. Era Monty???

      Es inevitable no sufrir cuando tienes esos peluditos a tu lado. Pero si les dimos buena vida y se sintieron amados por nosotros, solo cruzaron el arcoiris. Yo soy de las que cree que ellos se van a una parte especial del Cielo...:P

      Eliminar
    3. Si, era Monty. Mi perrito tan guapo e inteligente. Nos dio solo alegrías y nos acompañó en las adversidades. En fin, ya conoces la convivencia con estos animalitos a través de Hazzah. ¿Qué te puedo decir que tu no sepas? Gracias por tu comentario amiga.

      Eliminar
  4. Hola, Féli :)
    Muy bueno elegir el punto de vista del gato para ver el mundo a través de sus ojos. Me parece muy cómico, en el buen sentido, está parte: "una bruja mal encarada que con la escoba en ristre, pretendía molerme a palos". Es gracioso visualizar a la mujer intentando alcanzar al gato. La verdad es que un toque de humor, siempre y cuando encaje en la historia, no está de más.
    En cuanto a aspectos técnicos, voy a señalarte los mejorables y errores que he encontrado:
    1. "«¡Éste es mío!» — murmuraba mientras seguía buscando.".
    Un par de aspectos aquí:
    a) El inciso del narrador siempre va pegado al guión: "—murmuraba".
    b) O utilizas las comillas o el guión. Pero no ambas:
    "—¡Éste es mío! —murmuraba mientras seguía buscando.".
    "«¡Éste es mío!», murmuraba mientras seguía buscando.". En este caso, tendrías que poner coma después de las comillas, para separarlo del inciso.
    Más adelante vuelves a cometer este mismo error. Échale un vistazo.
    2. "con los pelos erizados, los bigotes atusados y le bufaba". Creo que aquí deberías poner "y" en lugar de coma: "con los pelos erizados y los bigotes atusados y le bufaba". No tengas miedo a repetir alguna vez una palabra (otra cosa es que esté en todas partes), aunque estén tan cerca, siempre y cuando sea necesario; y aquí, yo creo que lo es.
    3. "haciendo que saliera corriendo muerto de miedo y derribando las estanterías con el consiguiente perjuicio de los discos.". Dos cosas aquí:
    a) Tres gerundios en una sola frase: "haciendo", "corriendo", "derribando". Si antes te decía que no tuvieras miedo a repetir, esta vez te digo que abusas demasiado del gerundio. No es lo mismo una conjunción tan corta como "y" (que, además, me parece necesario en la frase que te he comentado antes) que un gerundio (repetido tantas veces y en tan poco espacio). En algún sitio leí que un buen escritor nunca debe abusar del gerundio, ya que mostraría la escasez de sus recursos. Así que te animo a mejorar este aspecto :)
    b) Entre "corriendo" y "muerto" debe haber coma; después de "miedo", también: "haciendo que saliera corriendo, muerto de miedo, y derribando las estanterías con el consiguiente perjuicio de los discos.".
    4. "«¡Maldito gato!» —gritaba la dependienta del establecimiento. –una bruja mal encarada que con la escoba en ristre, pretendía molerme a palos-. Salí por patas y en mi perturbación, me encontré en medio de un cine cuya película proyectaba todas mis fechorías ¡Tenía que haberlas patentado!—pensé.". Este párrafo es bastante confuso, ya que utilizas el guión largo (—) el guión (-) y el signo menos (–) de manera indiscriminada. El guión largo (—) es utilizado para los diálogos; el guión (-) para incisos (que no incisos de los diálogos, sino en la narración); y el signo menos (–) para las matemáticas. Por lo tanto, el único signo que podría estar justificado sería el guión largo (—), pero al no haber en "el diálogo" interacción entre dos personajes (es decir, dos personajes hablando, discutiendo, conversando, comentando...), no se considera como tal; por lo tanto, deberías utilizar comillas (""; «»):
    "«¡Maldito gato!», gritaba la dependienta del establecimiento, una bruja mal encarada que, con la escoba en ristre, pretendía molerme a palos.
    Salí por patas y, en mi perturbación, me encontré en medio de un cine, cuya película proyectaba todas mis fechorías '¡Tenía que haberlas patentado!', pensé.".
    Te he añadido comas que faltaban, como en los incisos (aclaraciones). Y los pensamientos van entre comas.
    En fin, espero haberte ayudado con todo esto, jeeje
    Por si quieres pasarte por mi relato, soy Rita, tu vecina de arriba (número 23) en la lista de K.Marce.
    Un saludo y nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rita Skeeter, muchísimas gracias por emplear tu tiempo en mi relato. Me ha encantado, la verdad. Es una gozada contar con alguien para corregir mis fallos y así ir aprendiendo. voy a repasarlo a hacer al momento, lo mismo que pasar por tu trabajo. Muchas gracias de corazón. Nos leemos.

      Eliminar
  5. Hola Feli, soy yo, Rubén, de rubenbalanta.com

    Espero que te encuentres bien, y decirte que, como lo esperaba no me he decepcionado con tu blog. En partircular, este microrelato me ha hecho partir de la risa. Muy ingenioso.

    Espero seguirte leyendo, y que sigamos en contacto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ruben Darío, Gracias por pasar y comentar mi relato. De veras que me encanta que te hayas reído con mi trabajo. Estaremos en contacto.

      Eliminar
  6. Buenas, Féli.

    Un relato cortito pero que contiene mucho. Me ha gustado que se describiese desde el punto de vista del gato. Aunque, dado que no había límite de palabras, igual si te hubieses explayado un poco más con los detalles, habría quedado perfecto. Aunque esto puede que solo sea impresión mía.

    Mi relato es el número 20: Canela, vainilla e incienso.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Alemania entre bastidores, me alegra que te haya gustado mi trabajo. No teníamos límite de palabras, pero si lo tenía yo de tiempo. Gracias por leer y comentar, es realmente gratificante y constructivo. Pasaré con mucho gusto por el tuyo. Nos leemos.

      Eliminar
  7. Hola Feli.

    Un relato muy divertido, sin duda. Los gatos son un poco así, ¿verdad?. A mi me encantan.

    Me ha gustado mucho el comienzo. Con pocas palabras ya estabas metido en la voz de ese personaje-narrador y en su historia.

    Sin embargo me falta algo. Quizá has precipitado el final o lo has dejado muy liviano. No sé, me esperaba más con ese inicio tan fantástico.

    Nos seguimos leyendo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jean, estaba limitada en mi tiempo e intenté no hacerlo demasiado extenso, tal vez eso dejara el final como tu dices. Me alegran tus comentarios, tomo nota de ese detalle para trabajarlo mejor. Nos leemos.

      Eliminar
  8. Hola Feli

    Gracias por tu visita y conceptos positivos, así como la sugerencia que tomaré muy en cuenta.

    Tu relato me ha encantado, relatado desde la perspectiva de un gato travieso jeje

    Tomo nota de los mejorables que te ha indicado Rita, con ello también aprendo.

    Nos leemos

    (¯`•¸•´¯)YOLI(¯`•¸•´¯)

    https://aprendiz-literatura.blogspot.com/2018/03/el-anhelo-de-un-vendedor-de-discos.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Y.Laitano, gracias por tu visita y tus comentarios. Con ellos aprendemos todos... jejeje. Nos leemos.

      Eliminar